Simbolismo aberrante en Fátima

Muy poca atención ha tenido la simbología usada en la reciente visita y misa de canonización de los pastorcillos de Fátima que ha estado por completo fuera del buen uso de los símbolos en la Iglesia. También en esto Fátima va a resultar profética, pues nos muestra por donde irán los pasos de la nueva era de la iglesia.
En la imagen A, en lugar de Cristo crucificado vemos un supuesto Cristo resucitado, que ya se está poniendo en muchas iglesias. En realidad, es un falso Cristo, toda vez que está desvinculado de la Cruz; Cristo y Cristo crucificado, que es lo que celebramos en la Misa, su Pasión, Muerte y nuestra redención. Lo que se envía al Cielo por el sacerdote en el sacrificio no es un cuerpo resucitado sino una víctima pascual.
En B tenemos seis velas negras, serían velas de tinieblas, que sólo se pueden ver en procesiones de semana santa en viernes santo, nunca en una misa. Porque la vela significa a Cristo: la mecha es el alma del Señor, la llama es su divinidad, y la vela que tiene que ser blanca o amarillenta, es el cuerpo virginal recibido de María Santísima.



Las imágenes C y D, muestran la similitud entre una capilla interior de Fátima y un templo masónico, con igual disposición de tres velas en triángulo.
Y por fin, en E vemos a Francisco bendiciendo sin duda válidamente con una Custodia, pero con una forma claramente solar, que remeda otros cultos. El Cuerpo de Cristo es lo que está ahí y no es una alegoría de una divinidad solar, es el Pan del Cielo.




Claramente lo que se está haciendo con estos signos y tantos otros que ya se van difundiendo es decirle a las gentes que pueden creer en la Iglesia, porque todo en la iglesia puede ser asumido desde las creencias que ya se tengan; es la falsa nueva evangelización.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Iglesia constantiniana

Obispo Méndez Arceo: orígenes de la teología de la liberación

El embrión humano no pasa por una etapa de pez