Zavala falso tercer secreto de Fátima


En el año 2010 fue enviado anónimamente un supuesto facsímil del tercer secreto de Fátima, con manuscrito de la vidente Lucía y con supuesta fecha en los años 40. Lo recibió un grupo católico disidente “Tradition in action” (TIA), cuyo líder Atila Sinkes ha expresado públicamente sus dudas sobre el documento que les fue enviado.
José María Zavala, periodista católico, en su libro Cien años de Fátima, que va por la cuarta edición, incluye un examen grafológico del texto que avalaría la autenticidad de la carta manuscrita lo que a su vez conllevaría creer el contenido, diferente al dado por Roma en el año 2000.

La perito calígrafa Begoña Slocker, autora del estudio del manuscrito explicó al digital Infovaticana:
“Nosotros trabajamos con originales, y como no tengo esos datos me he basado sobre todo en la velocidad, inclinación y gestos tipo, que significa que cuando superpongo las letras, si fueran idénticas, sería una falsificación, pero no son idénticas”. “Mi conclusión claramente es que está hecho por la misma mano y lo he repasado con el Presidente de la Sociedad Española de Caligrafía, que lo ha corroborado, y con Tomás Alonso de Corcuera, número uno en España como perito que ha sido profesor y conferenciante en la Policía Científica de Madrid”.
Sin embargo, ningún dictamen grafológico se puede dar por cierto sobre la base de una copia fotográfica que es de la que se ha dispuesto, pues no cabe examen ni de la tinta ni del papel. Téngase en cuenta que en los procesos judiciales una prueba grafológica jamás se usa como criterio de condena, como mucho es un medio para descartar sospechosos.
En los años 80 se produjo la más importante falsificación textual de los llamados diarios secretos de Hitler, por Konrad Kujau, que llegó a engañar al semanario alemán Stern, al británico Sunday Times y al Newsweek americano. El falsificador practicó durante un mes la antigua letra gótica que usaba Hitler para producir el engaño.

Carta falsificada de Hitler
El contenido del tercer secreto
 
El contenido del supuesto texto de Sor Lucía parece tener referencias demasiado bien ajustadas a hechos anteriores a la fecha de aparición del manuscrito (2010):
Entonces, después de algunos momentos vimos al mismo Papa entrando en una iglesia, pero esta Iglesia era la iglesia del infierno; no hay manera de describir la fealdad de ese lugar. Parecía como una fortaleza hecha de cemento gris con ángulos quebrados y ventanas similares a ojos; tenía un pico en el tejado del edificio.
En el reinado de Juan Pablo II la piedra angular de la tumba de Pedro debe ser removida y llevada a Fátima. Porque el dogma de la fe no ha sido conservado en Roma, su autoridad será removida y entregada a Fátima. La catedral de Roma debe ser destruida y una nueva construida en Fátima.


La iglesia de la anterior descripción se parece mucho a la actual Basílica de la Trinidad de Fátima, de claro gusto modernista, inaugurada en el año 2007 y que parece tener "ojos":



Singularmente, el supuesto tercer secreto referido por Zavala hace una referencia a Juan Pablo II, nombrado en castellano en el supuesto texto de sor Lucía, cuando todo lo demás está en portugués. Aunque ya hubo mención expresa a un Papa futuro en los mensajes anteriores, como fue Pío XI (“en el pontificado de Pío XI ocurrirá una guerra peor”) es extraña esta singular referencia en español. 
En cuanto a la nueva piedra angular trasladada, sí hubo un trozo de mármol extraído de la tumba de San Pedro, que Juan Pablo II mandó poner en la nueva basílica, entregándola personalmente en 2004 al obispo de Leiría-Fátima; pero cambiando el plan inicial no se puso con la piedra angular sino en el interior, a vista de todos enfrente del altar. Y era un trozo de mármol, no una piedra angular.
Además una tumba no tiene piedra angular, que corresponde a todo un edificio.
Parece por tanto que es un texto cuyo autor utiliza lo de la piedra angular y le da un giro nuevo, para garantizar un a modo de cumplimiento de la profecía del tercer secreto.

Por otro lado, teológicamente toda oposición entre lo santo y lo santo suele ser técnica habitual del maligno (en este caso la oposición entre Fátima y Roma-Papado).
La referencia a los "ojos del mal" no puede ser atribuida a la Virgen, que no sería tan imprecisa; el mismo padrenuestro actual traduce inadecuadamente por "mal" la palabra "liberanos a malo", líbranos del malo.
De esta manera opina el exorcista oficial del Vaticano, Gabrielle Amorth, cuando dice:  “El propio Jesús nos enseñó una oración de liberación en el Padrenuestro:  “Líbranos del Maligno. Líbranos de la persona de Satanás”. Esta oración fue traducida mal, y hoy la gente ora, diciendo:  “Líbranos del Mal”. Se habla de un mal general, cuyo origen, en el fondo, no se conoce. Sin embargo, el mal contra el que nuestro Señor Jesucristo nos enseñó a luchar, es una persona concreta: Satanás”. 

Cómo se falsifica

En este enlace en su parte segunda se indica con detalle cómo se hace una falsificación de un manuscrito:
http://es.wikihow.com/falsificar-una-firma 

Téngase en cuenta que lo más difícil de falsificar es una firma pero ¡el texto difundido no lleva firma sino una huella dactilar! Algo inexplicable, pues sólo se firma así cuando no se sabe escribir, y no era el caso de sor Lucía. Y una firma falsificada es mucho más fácil de descubrir.

¿A quién beneficiaría este supuesto tercer secreto? 

Aunque cualquiera puede ver que la Iglesia ha sufrido tremendas convulsiones, eso es una cosa y otra muy distinta pretender que el conjunto de la iglesia ha sido falseada. Las tesis sedevacantistas negarían toda validez a hechos y palabras y nombramientos en la iglesia durante y después del Concilio.
Pero sí hay medias verdades en el documento que hay que reconocer, no a la letra, pero sí como reflejo, y es la entrada del demonio en la iglesia y su uso del Papado, de lo cual es buena prueba -una más- la actual situación de 2 Papas en la misma iglesia, lo que está en muchas profecías católicas apocalípticas.
En conjunto, Zavala ha hecho una obra dentro de su dinámica de máxima rapidez editorial y consecución de un hit y también ha tomado el dato del examen grafológico que se hizo al texto oficial romano del Secreto que está en el museo de Fátima, que revela si no su falsedad sí al menos que está escrito por un copista. La diferencia entre ambos textos es que el oficial de Roma no se preocupa lo más mínimo de imitar la letra de Sor Lucía, y el que ha difundido Zavala, sacado de Internet, sí.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Iglesia constantiniana

Obispo Méndez Arceo: orígenes de la teología de la liberación

El embrión humano no pasa por una etapa de pez