El embrión humano no pasa por una etapa de pez


Imagínese esta escena: Una chica embarazada está en la sala de consejería en una clínica de aborto. Comprensiblemente asustada, confundida y vulnerable, ella sólo sabe que no quería quedar embarazada, y desea no estarlo. También sabe que un aborto pondría fin a su embarazo.
-¿De cuánto estás, cariño? - le pregunta una asesora.
-Oh, unos dos meses-, responde ella, a lo que la asesora le responde: 
-¿Te acuerdas de lo que aprendiste en su clase de primaria, en la clase de biología, de que el embrión en desarrollo pasa por diferentes etapas durante su crecimiento y una es una etapa como pez? donde tiene 'branquias' al igual que un pez. En otras ocasiones, tiene un saco vitelino como un pájaro, y una cola como un mono. A los dos meses pasa por su etapa de pescado, aún no es totalmente humano. No pienses en ello como un bebé, sino como un pez. 
Le muestra dibujos señalando las distintas etapas de desarrollo de recursos humanos, peces, monos, etc, los embriones con las similitudes señaladas, y, la chica embarazada decide ir adelante y tener el aborto. Después de todo, sólo es matar a un pez.
 
Puede que le interese saber que la historia es verdadera. No sólo es verdad, esta línea de razonamiento llamada ley biogenética, y conocida por la frase "la ontogenia se recapitula en filogenia," muchas veces es dada como la supuesta justificación científica amoral para el aborto. Se originó en 1866 por el inspirador de Hitler, Ernest Haeckel, quien produjo la serie de dibujos comparativos utilizados hoy en textos de biología y las clínicas de aborto.
Puede que también le interese saber que el concepto ha sido desacreditado desde hace décadas. Como el evolucionista Dr. Blechschmidt ha dicho en su libro, Los inicios de la vida, la llamada ley de la biogenética no es que esté mal. No es ni siquiera un poco correcta. Es totalmente equivocada".  Haeckel fue juzgado y condenado en una investigación académica y quedó desacreditado en los círculos científicos de la época.
Pero ¿qué pasa con la supuesta evidencia de hendiduras branquiales, saco vitelino y cola (por nombrar los ejemplos más utilizados) en un embrión humano? Lo cierto es que, en una etapa temprana del desarrollo del feto humano tiene ciertos pliegues o arrugas que se asemejan a simple vista a los que se encuentran en un embrión de pez. A medida que se desarrollan, sin embargo, la semejanza se detiene. En los peces, los pliegues se desarrollan en las branquias, pero en el ser humano se desarrollan en las glándulas y estructuras en las áreas del oído y del cuello. Si los seres humanos se relacionan con los peces, uno esperaría que las branquias evolucionaran hacia los pulmones, la tráquea y la boca. Del mismo modo, la embrionaria "cola" humana es en realidad el coxis en desarrollo, o "hueso de la cola," una función de vital importancia, completamente humana, mientras que el llamado saco vitelino no es una fuente de alimento como en un huevo de ave, sino la primera fuente de células de la sangre del embrión. Todo en el embrión humano es totalmente único y humano desde su principio.
No tiene sentido que los abortistas utilicen la mala ciencia para justificar sus acciones. Pero es que entonces, el aborto no tendría sentido.

Ver video sobre la falsa prueba de la evolución 

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Hola, no sabía que se utilizara esa justificación para el aborto. Me resulto muy interesante tu artículo... Pero ni Haeckel, ni la ciencia tienen la culpa de tal justificación, como estudiante de medicina (que ya curso embriología, genética y anatomía) y además aficionado de la paleontología y de la teoría de la evolución me atrevo a corregirte y decirte que estás equivocado. Lo que se quiere decir es que el embrión de un pez y el del ser humano hasta cierto momento presentan las mismas estructuras y luego continuan su camino particular, eso no quiere decir que mientras nos gestamos seamos peces, pero si que compartimos identicos estadios celulares. Por ejemplo, lo mismo pasa entre el embrión de un perro y de un mono, en algún momento son idénticos.
 El saco vitelino presenta una gran importancia en las primeras semanas de gestación, tanto estructurales como funcionales. De echo las células sexuales y las de la sangre se forman ahí, TANTO EN LOS PECES COMO EN LOS HUMANOS. Sólo que en nosotros resulta luego vestigial, ya que más adelante su función principal es nutrir a los embriones gestados en huevos. Dichos nutrientes nosotros los obtenemos en el vientre materno a través del cordón umbilical. Sobre la "cola", es cierto que el ser humano la tiene hasta cierto punto, solo que luego simplemente no se desarrolla y en otras especies sí. De echo en la linea evolutiva nuestros ancestros la tenian. Y actualmente los "monos superiores"(los más cercanos al ser humano) al igual que nosotros tampoco la tienen. Antes de hablarte de las branquias voy a decirte que un órgano (o estructura) puede ser útil en sus distintas fases de desarrollo pero no necesariamente de igual manera. Probablemente las plumas surgieron solamente como aislantes de calor. Y luego a partir de eso se desarrollaron para el vuelo. Hay clases de serpientes y de ballenas que tienen pequeños miembros inferiores óseos atrofiados dentro del cuerpo porque dejaron de desarrollarse, pero esas ballenas siendo embriones en algún momento tuvieron miembros inferiores al igual que nosotros, sólo que luego quedaron atrofiados por obra de la evolución. Dicho esto, los embriones de pez y de humanos en cierto momento presentan hendiduras branquiales, pero luego en el ser humano adquieren un destino diferente...
Anónimo ha dicho que…
Decir: "uno esperaría que las branquias evolucionaran hacia los pulmones, la tráquea y la boca", es un grave error que no tiene ninguna justificación, son estructuras totalmente diferentes, los pulmones no tienen nada de las branquias, ni anatómico, ni embriológico y tampoco minuciosamente fisiológico ¿por qué esperarías que ambas cosas tengan la misma procedencia? Es decir uno es una estructura especializada en "filtrar" el óxigeno del agua y la otra simplemente lo absorve del aire y ambos son procesos diferentes, solo unidos por su objetivo de oxigenar la sangre, pero están extremadamente alejados por millones de años de evolución. La boca en un pez no tiene ninguna función respiratoria y de echo, muchos mamíferos ni siquiera respiran por la boca. Mostrandote que tus dichos de que por poseer funciones iguales los órganos deberían tener una relación embriológica/evolutiva parecida, es contundente que te diga que muchos seres vivos primitivos respiran directamente por la piel y sus embriones tienen hendiduras branquias al igual que los nuestros.
 Nosotros no necesitamos branquias porque no vivimos en un medio acuático. Los pulmones, la boca y la faringe vienen del endodermo, que es una población celular diferente que la que origina las branquias. Los pulmones son evolutivamente más recientes, y esto se puede saber no sólo comparando a un pez y a un hombre, también se puede saber comparando a todas las especies entre sí.
 Por lo tanto considero que lo que decís e incluso el vídeo que exponés son erróneos. Y la evolución y la embriológia no tienen porque rendirle cuentas a una práctica social como lo es el aborto programado.
 Vuelvo en unos días por una posible respuesta. Muy interesante tu artículo y realmente opino que es una crueldad enorme justificar un aborto diciendo que a los 2 meses de gestación somos peces.
Un saludo.

Entradas populares de este blog

Iglesia constantiniana

Obispo Méndez Arceo: orígenes de la teología de la liberación