La falsa recuperación protocristiana

Un mapa con las herejías de hoy que se articulan todas ellas en el evangelismo, esto es, recuperar la arcadia protocristiana con las fuerzas humanas, siguiendo, siempre siguiendo a un Jesús que no es Jesucristo. Evangelismo con mutilación evangélica, que solo quiere el Jesús histórico, el primer Jesús de carne y hueso, que era Dios, pero que todavía no quería ser así proclamado. Negación del segundo momento de la revelación divina, Jesucristo, Hijo de Dios, por tanto Dios. Sólo se quiere el Jesús de Tomás el que todavía no había resucitado, como si se pudiera dividir el ser inconsútil del Señor.
Silencio clamoroso de pastores ante el devastador incendio de la fe, y la práctica de fe.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Iglesia constantiniana

Obispo Méndez Arceo: orígenes de la teología de la liberación

El embrión humano no pasa por una etapa de pez