Cristo itinerante o la gnosis paleográfica

Desde hace décadas el modelo preferencial de Cristo entre los de pensamiento "avanzado" ha sido el Cristo caminante. Seguir a Jesús es el lema principal. Su ideal es el de los tiempos evangélicos a la letra, recuperar el evangelio les parece ha de ser en los términos del Cristo que caminaba continuamente, de un lado para otro y haciendo buenas obras. Este Cristo es verdadero ciertamente, pero si se convierte en interpretación única y excluyente de todas las demás (sin decir esto abiertamente) entonces nos han falsificado al Señor. En realidad, tampoco hablan de Cristo, sino de Jesús. Con lo de las fuentes literales se quedan solo en la letra de los evangelios y en un sólo Jesús, ignorando la evolución de las autopresentaciones del Señor, como es la del Corazón de Jesús. Hablan y hablan de Jesús y parece que sólo ellos lo conocen porque lo han reducido a su esencia verdadera, que es la del Jesús itinerante.
Pero como se ha dicho hasta la saciedad en el pasado, Jesús no es sólo el de los tres años itinerantes, sino el de los 30 años de vida oculta. Y además, el núcleo del evangelio encierra mucho más que la sola letra, como es la autorevelación ajustada a la evolución espiritual de los cristianos, con  el Corazón de Jesús, como magna presentación de los últimos tiempos.
Para aquellos el Corazón de Jesús es sólo fórmula devocional del pasado, esto es, Jesús habría caducado en una de sus manifestaciones esenciales. Y sólo ellos lo descubren verdaderamente; negando sus manifestaciones a través de los siglos, se quedan con el núcleo original o eso quieren hacer ver. Es una gnosis porque piensan tener una ortodoxia surgida de una luz científica paleográfica. Afirmando al Jesús paleográfico liquidan al Jesús completo y al Cristo, que para ellos sería una simple producción teológica griega. Simplemente no hay fe, han dejado al Señor como simple modelo moral y aún ni eso, porque el cuidado de la conciencia moral les importa nada, todo es cuestión de predicar acción filantrópica y falso restauracionismo evangélico.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Iglesia constantiniana

Obispo Méndez Arceo: orígenes de la teología de la liberación

El embrión humano no pasa por una etapa de pez