Enemigos de la comunión de rodillas. El porqué de fondo

 La siguiente es la carta enviada por un joven que quiso comulgar de rodillas y el sacerdote armó un escándalo con ello:

"A su Excelencia Reverendísima Monseñor José Luis Huéscar Cañizal Vicario Episcopal del Arzobispado de Madrid San Bernardo, 99 bis. 28015 Madrid

Excelentísimo y Reverendísimo Señor:
VATICAN CITY, VATICAN - NOVEMBER 23:  A copy o...

Le escribo para poner a su conocimiento los hechos siguientes:
El martes 7 de Agosto de 2012 en la Iglesia de la Concepción Real de Calatrava situada en la Calle Alcalá, 25 de Madrid durante la Misa de 19:30, el Sacerdote que celebraba la Santa Misa me negó la Santa Comunión porque me había arrodillado.
Cuando me presenté arrodillado delante de él, gritó fuertemente delante de lo demás asistentes diciéndome "No, No, No!!!". Yo le respondí simplemente “Por favor”. Después se puso el mismo de rodillas delante de mí y del Altar con El Cuerpo de Nuestro Señor Jesús Cristo en la mano izquierda, diciéndome "Pues entonces yo también me arrodillo". Viendo el extraño de esta situación y también el hecho que el cuerpo de Nuestro Señor Jesús Cristo estaba a punto de caer al suelo por esta postura arriesgada del Celebrante, volví a mi banquillo sin comulgar.
Me quedé muy sorprendido, me sentí muy humillado, por los gritos públicos del Celebrante, por no poder comulgar y también muy preocupado por el hecho de poder ver El Cuerpo de Nuestro Señor caer al suelo.
Al salir de la Iglesia el Sacerdote me dijo que "esto era antes, el rito de Pablo Sexto".
Estoy sorprendido, porque soy un fiel habitual de la Iglesia de La Concepción de Nuestra Señora en la Calle Goya de Madrid, y nunca tuve problema para comulgar de rodillas (Esta Iglesia no tiene reclinatorios, pero eso no molesta, y los Sacerdotes permiten que los fieles comulgan de rodillas).
También estoy sorprendido porque he visto en Internet que algunas personas han escrito a la Santa Sede con casos similares y las cartas de respuesta de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos siempre han sido muy claras.
Agradecido por su atención a esta carta, y humilde servidor de Su Excelencia en Cristo y en la Virgen María",


Argumentan de todo contra la comunión de rodillas. Hay que decir que se suelen atrever a negarsela más a las señoras mayores, o bien usan excusas como tener mal la espalda. Más normal que den la comunión de rodillas pero de mala gana y sin poner facilidades, como por ejemplo no inclinarse. Pero sintiendose dueños del espacio eclesial y siendo reformadores de vocación,  son enemigos de la comunión de rodillas porque eso es un acto de fe y para muchos sacerdotes hoy la comunión es sólo un símbolo de fraternidad. No exhiben su falta de fe, pero la practican en la esperanza de alcanzar la extinción de la fe entre sus fieles.


Enhanced by Zemanta

Comentarios

Entradas populares de este blog

Iglesia constantiniana

Obispo Méndez Arceo: orígenes de la teología de la liberación

El embrión humano no pasa por una etapa de pez