Ser cristiano no es un camino

Ser cristiano no es un camino en sí, Cristo es el Camino. No hay programa catequético al que sea legítimo llamarle camino. Hay una falsa humildad que pasa por virtud y es la de entender el ser cristiano como un itinerario de seguimiento de Jesús, nunca concluso. Es en cada momento en el que hay el máximo de intensidad. Por el contrario, ser cristiano se obtiene con el bautismo. No hay pues tras el bautismo un catecumenado aunque lleve prefijo de neo por delante. Aceptemos el don, una vez bautizado ya se es hijo de Dios, ya se es cristiano.
Se lamentan al no verse perfectos tras años de vivencia cristiana, pero ¿quién es perfecto sino solo Dios? No intenten un mal arreglo diciendo tenemos que solucionar nuestras deficiencias planteando una formación a perpetuidad, una minoría de edad precristiana.
Insisten en lo de seguir a Jesús, en lo del camino perpetuo. Tendrían que saber si el Jesús que dicen seguir es el Señor real, o una figuración. ¿Conocen realmente a Jesús? Creen que eliminando de un plumazo toda la experiencia de la iglesia de dos mil años, llegan al Jesús auténtico. ¿Hacer tabla rasa de lo que han sabido los santos?
Una convivencia insufrible entre presunción y falsa humildad.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Iglesia constantiniana

Obispo Méndez Arceo: orígenes de la teología de la liberación

El embrión humano no pasa por una etapa de pez