Neocatecumenales, la misa y Roma. La Iglesia se pone en tela de juicio a sí misma.

La Iglesia de los representantes parece titubear en relación con el llamado Camino neocatecumenal, cardenales contra cardenales. Nada menos que está a punto de decidir si da validez a la forma celebrativa del Camino. Pero con correcciones o sin ellas, la forma en sí es no católica. La planta se hizo árbol al no ser corregida en las décadas anteriores y ahora es muy difícil de erradicar, incluso si amenaza al edificio eclesial, y no parece desde luego en esta era de la tolerancia como virtud suprema que haya fuerza suficiente para tomar graves decisiones. La vía histórica adecuada debiera ser la de cualquier otra formación protestante, que hagan su iglesia, que la vivan como quieran, pero que no hagan planta de catolicidad. La iglesia formal los ha hecho suyos en gran medida, pero seguirá teniendo que tragar y tragar hasta la asfixia sus planteamientos, que son de reforma para toda la iglesia y amenaza con atraer destrucción física, sobre la destrucción moral que ya está consumada.

El poder del Camino dentro de esta iglesia es tal que hace temblar el pulso a quienes tienen esa representacion al más alto nivel, quienes quisieran poner las cosas en su sitio se enfrentarían no solo al Camino sino a sus valedores, entre ellos nada menos que monseñor Rouco, en la cima de su prestigio por el éxito extraordinario y merecido de la última Jornada munidal de la juventud.

Es manifiesta la separación de la concepción litúrgica del movimiento acerca de la misa, no solo de la misa preconciliar sino de la misa posconciliar; ya no es misa, sino la cena protestante. Puede leerse más abajo cómo esto no es una afirmación gratuita sino afirmada con argumentos teológicos e históricos, de los cuales no conocemos una refutación.

Nada menos Anibale Bugnini, el motor de la gran operación de la "renovación litúrgica" operada con métodos de engaño y política de hechos consumados, fue un entusiasta del Camino. Bugnini como se sabe fue castigado por Pablo VI a pronunciatura en Teherán, una vez que se conoció la magnitud de la manipulación. Murió en Roma en 1982 parece ser que en completa soledad. El Vaticano II falsamente interpretado es la clave del Camino. Las cosas en la Iglesia irán de mal en peor si esto no se soluciona. Hay un cisma implícito en la iglesia que la separa en dos líneas ya inconciliables, la que favorece al Camino y la que no.

La confusión reina y deberá entenderse que cualquier jerarquía que aprovecha los beneficios del Camino para su acción pública y hace oidos sordos a su falta de catolicidad, se desautoriza a sí misma y pone en tela de juicio a la Iglesia católico tocada de lleno en lo más central que tiene que es la misa. El Camino arastra al abismo a la jerarquía, que otrora fue mirada con agradecimiento cuando ocupó el puesto de anteriores jerarquías que habían hecho oidos sordos también a la falsa interpretación del Vaticano II. Otro obstáculo en el camino de la iglesia que amenaza dejar en la ruina al sistema de clero y fieles que parecían mantener la integridad de la fe.

Del digital Chiesa, por Sandro Magister (13 de enero de 2012): En campo litúrgico, más que Kiko, es la cofundadora Carmen Hernández quien modela el "rito" neocatecumenal.

En los años del Concilio Vaticano II e inmediatamente posteriores, cuando aún llevaba el hábito religioso de las Misioneras de Cristo Jesús y estudiaba para obtener la licencia en teología, Carmen se apasionó con la renovación de la liturgia. Sus maestros e inspiradores fueron en España el liturgista Pedro Farnés Scherer y en Roma don Luigi della Torre, también él liturgista de renombre, párroco de la iglesia de la Natividad en vía Gallia, una de las primeras comunidades romanas del movimiento, y monseñor Annibale Bugnini, en esa época potente secretario de la congregación vaticana para el culto divino y principal artífice de la reforma litúrgica postconciliar. Fue justamente Bugnini, a principios de los años Setenta, quien se alegró por la manera cómo las primeras comunidades fundadas por Kiko y Carmen celebraban la misa. Escribió sobre ello en "Notitiæ", la publicación oficial de la congregación para el culto divino. Y fue de nuevo él, junto a los cofundadores, quien decidió llamar al neonato movimiento "Camino neocatecumenal".

De la frecuentación de estos liturgistas y una desenvuelta reelaboración de sus tesis, Kiko y Carmen sacaron su personal concepción de la liturgia católica que pusieron en práctica en las misas de sus comunidades. Hay un libro de un sacerdote ligur del Camino, Piergiovanni Devoto, que valiéndose de textos inéditos de Kiko y Carmen, ha expuesto en público su bizarra concepción. El libro, publicado en 2004 con el titulo “El neocatecumenado. Una iniciación cristiana para adultos”, y con la calurosa presentación de Paul Josef Cordes, en esa época presidente del pontificio consejo "Cor Unum", hoy cardenal, fue impreso por Chirico, la editorial napolitana que también ha publicado la única obra traducida al italiano de Farnés Scherer, el liturgista que fue el primero en inspirar a Carmen.

He aquí a continuación algunos pasajes del libro, extraídos de las páginas 71-77. “En el curso de los siglos, la eucaristía ha sido partida y recubierta, revestida hasta el punto que no veíamos en ninguna parte en nuestra mesa la resurrección de Jesucristo”... “En el siglo IV, con la conversión de Constantino, también el emperador con su séquito iba a la iglesia para celebrar la eucaristía: nacen así liturgias de entrada, hechas más solemnes por cantos y salmos y cuando estos son eliminados, queda sólo la antífona, sin el salmo, lo que constituye una verdadera y propia absurdidad”... “De forma análoga aparecen las procesiones del ofertorio, en las cuales emerge la concepción propia de la religiosidad natural que tiende a aplacar la divinidad a través de dones y ofrendas”... “La Iglesia ha tolerado durante siglos formas no genuinas. El ‘Gloria’, que formaba parte de la liturgia de las horas recitada por los monjes, entró en la misa cuando de las dos acciones litúrgicas se hizo una única celebración. El ‘Credo’ hizo su aparición cuando surgieron las herejías y apostasías. También el 'Orate Fratres' es un ejemplo culminante de las oraciones con las cuales se adornaba la misa”... “Con el pasar de los siglos las oraciones privadas se incluyen en gran cantidad en la misa. Ya no existe la asamblea, la misa ha adquirido un tono penitencial, en neto contraste con la exultación pascual de la cual surgió”... “Y mientras el pueblo vive la privatización de la misa, por parte de los doctos se elaboran teologías racionales que, si bien contienen ‘in nuce’ lo esencial de la Revelación, están recubiertas por hábitos filosóficos ajenos a Cristo y los apóstoles”... “Entonces se entiende porqué surgió Lutero, que hizo tabula rasa de todo lo que él creía que eran añadidos o tradición puramente humana”... “Lutero, que no ha dudado nunca de la presencia real de Cristo en la eucaristía, ha rechazado la ‘transustanciación’ porque está vinculada al concepto de sustancia aristotélico-tomístico, ajeno a la Iglesia de los apóstoles y de los Padres”... “La rigidez y el fijismo del Concilio de Trento generaron una mentalidad estática en liturgia que ha llegado hasta nuestros días, dispuesta a escandalizarse por cualquier cambio o transformación. Ello es un error, porque la liturgia es Vida, una realidad que es el Espíritu viviente entre los hombres. Por esto no se la puede embotellar”... “Fuera ya de una mentalidad legalista y fijista, hemos asistido con el Vaticano II a una profunda renovación de la liturgia. Se ha eliminado de la eucaristía toda esa pomposidad que la recubría. Es interesante ver que, en origen, la anáfora [es decir, la oración de la consagración] no estaba escrita, sino que era improvisada por el presidente”... “La celebración de la eucaristía el sábado por la noche no es para facilitar el éxodo dominical, sino para ir a las raíces: el día de descanso para los hebreos empieza a partir de las tres primeras estrellas del viernes, y las primeras vísperas del domingo para toda la Iglesia son, desde siempre, el sábado por la noche”... “El sábado se trata de entrar en la fiesta con todo el ser, para sentarse a la mesa del Gran Rey y gustar ya ahora el banquete de la vida eterna. Después de la cena, un poco de fiesta cordial y amigable concluirá esta jornada”...

Comentarios

Entradas populares de este blog

Iglesia constantiniana

Obispo Méndez Arceo: orígenes de la teología de la liberación

El embrión humano no pasa por una etapa de pez