Por fin a estudio la interpretación del Concilio Vaticano II

Si bien el Papa se ha referido a la necesidad de no ruptura, dada la actitud de los lefebvristas, los cuales son en sí mismos una interpretación del Vaticano II, injustamente negativa, se necesitaba una revisión en profundidad de lo que le han hecho a la Iglesia y en consecuencia al mundo, desde la interpretación secularista de todo el Concilio, que fue ajena a su letra y espíritu auténticos, pero que dominó la escena de la iglesia en las últimas décadas. No sólo desarbolaron la iglesia, sino que han vuelto muy difícil una nueva evangelización porque han sembrado de su sal insípida el mundo. No esperamos sin embargo, declaraciones muy clamorosas, aunque nos gustaría equivocarnos, sino mensajes inofensivos envueltos en lenguaje teológico al alcance sólo de los especialistas y fácilmente eludibles por los poderes fácticos de la interpretación secularista, los mismos que se alzaron con una totalitaria representación exclusivista hegemónica. De todos modos, quienes se apropiaron falsamente el concilio fueron dos bloques, primero el de los clérigos y laicos que desbancaron a los antiguos responsables echándoles -siempre por lo legal- de los locales eclesiásticos, como parroquias y seminarios, y luego están los movimientos que unieron lo peor de una tradición de la iglesia, que es la pelagiana-ascética, con exclusión de la manifestación divina, uniéndola a los esquemas evangelistas que les parecieron, tomados de distintas denominaciones protestantes.

De La Stampa, diario italiano, recogemos la información: Dentro de un año exactamente, la Pontificia Comisión para las ciencias históricas llevará a cabo, en colaboración con el Centro de Estudios sobre el Concilio Vaticano II, un congreso internacional en Roma (del 3 al 6 de octubre de 2012) sobre la interpretación del Concilio, en el que se fijarán los criterios para esta investigación: «será el punto de llegada de una amplia investigación internacional llevada a cabo por la Sociedad de Historia eclesiástica y por las Asociaciones de Archivística eclesiástica de diferentes naciones, bajo la égida del Pontificio Comité de Ciencias Históricas». La investigación, que incluirá las relaciones de especialistas de diferentes países, «se configurará como un verdadero mapa mundial de los archivos personales de los padres conciliares, y el congreso será el momento final para verificar, comparar y sintetizar cada una de las investigaciones de los diferentes centros». La definición de este elenco será el presupuesto para otro gran congreso previsto con motivo del 50 aniversario del Concilio, en el que se presentarán los resultados de los análisis de los archivos periféricos. El Centro de Estudios sobre el Concilio Vaticano II de la Pontificia Universidad Lateranense es el promotor de una serie de conferencias organizada con la colaboración del Centre Saint-Louis de Francia. Los encuentros se desarrollarán entre febrero y mayo de 2012 y el tema central será «Releer los grandes textos del Vaticano II. Historia y teología». Intervendrán, entre otros, el rector de la universidad, el obispo Enrico dal Covolo, Jean-Dominique Durand y Giuseppe Lorizio. La idea es la de comparar las lecturas, histórica y religiosa, de los grandes documentos del Concilio. Monseñor Enrico dal Covolo comparte la lectura del Concilio que propuso el Papa Ratzinger el 20 de diciembre de 2005, cuando indicó la línea de la continuidad del Vaticano II ante la línea de la ruptura de la tradición; sin embargo aclara que la Universidad Lateranense pretende «examinar, sin prejuicios ni conclusiones inducidas, todas las cartas disponibles sobre los trabajos del Concilio, empezando por los apuntes y los diarios de los padres y de los peritos teológicos que participaron en la elaboración de las declaraciones y de los demás documentos aprobados».

Comentarios

Entradas populares de este blog

Iglesia constantiniana

Obispo Méndez Arceo: orígenes de la teología de la liberación

El embrión humano no pasa por una etapa de pez