Iglesia perseguida en plena JMJ

Una minoría ha conseguido echar a los peregrinos de la JMJ de la plaza de Sol de Madrid, dadas las ridículas medidas de seguridad adoptadas por la policía, que además ha conseguido dar una imagen represiva, excusa bajo la cual pretenden llevar hoy mismo nueva violencia a las calles coincidiendo con la ceremonia del Papa, recién llegado a Madrid.
Esto es persecución religiosa ante el mismo Papa y toda la iglesia, con la aquiescencia de un gobierno en agonía, nieto ideológico de quienes asesinaron a 7.500 religiosos y sacerdotes. Sabían que autorizando la manifestación se producirían graves altercados, en realidad la violencia de la calle es paralela a la violencia de todos estos años de imposición totalitaria en leyes, tribunales, inhibición policial y persecuciones en la vida cotidiana por motivos religiosos, holocausto silencioso con los abortos.
Ellos en extinción y justo ahora la iglesia resuena en triunfo en todos los lugares con millones de jóvenes.  Su craso materialismo ha tenido la virtud que nos ha hecho desear la gloria divina de Jesucristo.
Como ha dicho el Papa: no temais. No temais, pero avanzad resueltamente con la cruz y el rosario, la cruz signo ahora de las Españas, el rosario, signo ahora de las familias.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Iglesia constantiniana

Obispo Méndez Arceo: orígenes de la teología de la liberación

El embrión humano no pasa por una etapa de pez