Pero ¿qué teología y qué Cristo se enseña en las universidades de la Iglesia?

Del Vaticano nos llegan siempre noticias limpias con la enseñanza del Papa, así como de la inmensa mayoría de obispos y cardenales. Sin embargo, en muchas facultades de teología, y no digamos nada en asignaturas de religión por doquier,se enseña un Cristo que no es el verdadero.
Parecen mirar para otro lado permanentemente cuando se trata de estos enseñantes, para los cuales no es la fe de la iglesia la que rige su conocimiento y método, sino el método sociológico, antropológico e histórico. Son estudiosos profanos de la religión en realidad pero que están subidos a la cátedra del magisterio de la fe. Son verdaderos okupas teológicos a los que nadie se atreve a poner en cintura. Los obispos hablan en los medios bondades y luego les dejan hacer impunemente, enseñando a futuros enseñantes además. Y qué enseñan, pues al fin de todo que de Jesús sólo podemos hablar verdaderamente lo que nos digan los científicos históricos.
A los sencillos les llegará siempre la fe verdadera, pero estos escandalizan a los sencillos desde púlpitos y papeles diversos, refieriéndose a la escritura como una colección de escritos morales y ejemplares y a Cristo como un buen hombre que vivió en un romántico marco pastoril rodeado de buenas gentes a las que curaba y enseñaba, y que murió martirizado por una conjura de poderosos; por supuesto la resurrección no debe mencionarse porque no es un hecho científico.
No dicen nada llamativo en contra de las verdades de la fe, pero las silencian, con lo cual las excluyen y las hacen extrañas. Lo espiritual se difumina y como ocupan cátedras y púlpitos a la gente le llegan migajas miserables. No es extraño que tenga que intervenir directamente el Cielo para enseñar a las pobres gentes, aunque también lo persiguen en sus manifestaciones actuales como en las del tiempo evangélico.
Hay más cátedras que las del Papa y los obispos, que las de la fe verdadera, y se deja hacer a los conculcadores "científicos" de la fe, que poco a poco van conformando la interpretación que quieren como canónica, que afecta a la escritura que solo en un 5% podría ser tomada al pie de la letra, que afecta a la iglesia, que debe ser regida por el consenso humano, que afecta a la historia, que debe ser eliminada de un plumazo, volviendo supuestamente a los orígenes de los primeros cristianos y rechazando todo lo que nos ha enseñado el Espíritu Santo a través de la evolución de la Iglesia.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Iglesia constantiniana

Obispo Méndez Arceo: orígenes de la teología de la liberación

El embrión humano no pasa por una etapa de pez