La barca de Pedro y la verdad sobre España. Visita de Benedicto XVI

Toda visita de un Papa a un país es entendida ante todo a lo humano, en clave política. O bien con interpretación política de lo dicho sacralmente.
El Papa en visita es el mismo Jesucristo visitándonos. Y tiene que decir la verdad. El Papa se ha referido a esa verdad sobre la actual España: el régimen más agresivamente laicista de los tiempos modernos.
Pero la palabra laicista es un eufemismo, se queda débil para lo que es el proyecto de la gobernanza española actual. El laicismo ha sido históricamente una pugna sorda con la iglesia desde las leyes y unos cercanos antecedentes históricos de abuso de poder con excusa de mandato divino. Pero era un laicismo sin carnicería, aunque ya apuntaba maneras y era el abuelo de lo actual; no tanto laicismo, que es ocupación del espacio secular y domino de él desde lo laico, o sea, lo no clerical.
Lo actual es un gran proyecto -y con España como laboratorio de vanguardia- para el cambio de la sociedad humana tal como la hemos conocido yque el viejo laicismo ni siquiera concebía que pudiera alcanzarse.
Ese cambio es la depredación moral de los jóvenes ya desde la niñez, la formación de células familiares (sic) de un solo progenitor con descendencia propia o prestada, el régimen de visión económica por encima de lo humano con la eutanasia; el triunfo del anarquismo en el sentido de triunfo de la ley nueva humana por encima de la natural. El final de la familia como la hemos conocido. Triunfo de la mujer abstracta -la mujer sin más- sobre el varón en abstracto; degradación de la mujer a mero ejecutor productivo y caricatura del varón. Eliminación de la mujer como clave afectiva del ser humano.
El actual programa de tergiversación y satanización no hace más que seguir la lógica del socialismo: lucha de clases, esta vez de género, elevación de la voluntad pura y dura como máximo valor, empobrecimiento como clave de sometimiento soscial y perpetuación personalista en el poder con aparatos colectivos que someten a la economía, medios de comunicación y culturas de cercanía.
La familia y la iglesia son los principales objetivos a demoler, como no podía ser menos en la secular lucha satánica contra el hombre.
Pero además el papel específico de España ha sido el de espacio de la gran lucha entre cielo e infierno por la conciencia humana. Los años 30 a los que se refería el Papa como antecedente son exactamente los de los abuelos anticristianos de los actuales regidores. Abuelos en sentido de descendencia ideológica, de exterminio de lo cristiano católico, ya que no en lo biológio, pues la inmensa mayoría de los actuales perseguidores de la familia y la iglesia en lucha sorda y secreta pero con efectos luego socialmente visibles, son renegados, esto es, son antiguos alumnos de la Iglesia, con padres en general de impecable catolicidad. Los renegados son las huestes siempre predilectas del infierno, de donde puede extraerse el resentimiento más refinado y la mejor reproducción de los sentimientos satánicos de pérdida del antiguo lugar junto al Dios de la suma belleza.
Los años 30 vieron la mayor carnicería contra religiosos nunca vivida en el mundo; en Méjico mataron 150 sacerdotes en varios años, aquí fueron casi 7000 en tres meses. La actual gobernanza española se reclama heredera directa del régimen de tribus revolucionarias de instinto exterminador. Lo tienen claro. La llamada oposición española se reclama heredera del liberalismo anglosajón, aunque no se lo aceptan.
Si se justifican 7000 asesinatos directos por causa de sacerdocio u ordenación religiosa, ¿por qué no van a perseguir a la iglesia? No nos engañemos, se trata de la extinción de la iglesia y de la nación-patria. El Papa ha tenido el valor de decir algo no diplomático en visita a España, ha dicho que hay laicismo agresivo, eso es mucho para lenguaje diplomático, pero es casi nada acerca de lo que se trata y que ya han conseguido en buena medida.
Los españoles llevan cuarenta años haciendo como que no ven y evitando a los desveladores de la verdad, como buenos habitantes de la caverna en la que estaban sumidos, con una falsa luz en su interior. Ahora llegan las consecuencias. Eliminar los altares y apuntalar a las mujeres amaritales generadoras de hijos sin padres, exterminar secretamente a millones de no nacidos, liberar a los abusadores de toda índole y exterminar a las generaciones de mayores, grandes consumidores de seguridad social.
El problema es el laicismo, pero que ha enraizado en muchos españoles que ocupan todas las centrales de influencia y que tienen en ello un modus vivendi, como agentes satánicos de proximidad y legalidad. No es el laicismo un ente abstracto, usado para liberarse de pronunciar nombres, es un régimen que debe ser resistido progresivamente, enrolando a cada vez más españoles hasta la liberación final o provisional histórica de al menos dos generaciones (no suele dar más de sí el tiempo de génesis de nuevas corrupciones). Eso antes de que nos maten en el gran holocausto medicinal y que nos maten matando la conciencia de nuestros hijos; y aquellos que no hayan reaccionado tendrán que ver desde la otra vida, desesperación en el mayor dolor que es el de ver a los propios descendientes muriendo en vida.
El laicismo nazi fue un precursor, cómo se puede usar la civilizacion y la técnica al servicio del exterminio; ahora es la misma finalidad, pero con aceptación mundial de los bon-vivants de las sociedades con élites seguidoras de las viejas revoluciones, enemigas a perpetuidad de Cristo, de la Iglesia, del ser humano como recreación del ser de Dios.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
el problema de la iglesia es que se haa quedado atras en la historia no ha evolucionado. porque decir No al aborto, cuando es decisión de la mujer tenerlo o no? porque decir no al matrimonio homosexual si al fin i al cabo esta basado en el amor? porque decir no al preservativo si salva vidas?
querido amigo o amiga soy mujer tengo 18 años jamàs he creido en dioses o diosas, pero me molesta que la iglesia crea que necesito a un hombre para ser feliç YO GOBIERNO MI VIDA.
lo único que se sobre las religiones es una frase de Chapman Cohen ' Los dioses són cosas frágiles pueden ser asesinados con un atzibo de ciéncia o un poco de sentido común.
Las religiones han caido totalmente, son prehistoricas e incapacitadas para adaptarse en los tiempos actuales se han visto obligadas a recluirse poco a poco. No quiero engañarle o engañarla, respeto a quién cree en qualquier dios/ diosa/ dioses/diosas. tan solo es una humilde opinión
atentamente una ciutadana del mundo
Marc Vincent ha dicho que…
El comentario anterior destaca tres puntos:
Primero, la iglesia se habría quedado atrás y no habría evolucionado por no aceptar aborto, matrimonio homosexual ni preservativo, que serían grandes avances en las libertades y en la salud.
Segundo, contra la religión y lo que llama dioses, porque serían supersticiones con las que la ciencia habría acabado racionalmente.
Tercero, la mujer para realizarse no necesita del varón, y es con mayúscula la única gobernante de su vida.
Sin duda, tres principios que se han convertido en tres grandes prejuicios.
Pero, la Iglesia dice no al aborto como defensa del más débil, el que no tiene voz para defenderse del asesinato ejercido por su propia progenitora. La Iglesia puede comrpender todas las situaciones, pero lo que busca es enseñar a la mujer para que no se convierta en asesina de la vida que ha generado.
En cuanto a los dioses, parece reducir todo su saber a una frase de un escritor desconocido. Si lee el evangelio podrá comprobar al Dios verdadero lleno de amor; es un problema de pesimismo y es mejor que se quede con el lado mejor: los dioses no son buenos como politeismo, pero Dios es el eternamente bueno. Y sí, hay que respetar a los que creen y no creen, pero puede preguntarse porqué hay tanta gente que ha creído y que cree, es una explicación simplista lo de la superstición, tenga en cuenta que hay millones de universitarios creyentes, es difícil suponer que sean ignorantes y abstrusos en el uso de su propia razón.
Y luego, contra el varón, sin duda el varón lleva una esencia dominadora en él, pero tampoco va a encontrar la felicidad, sino el vacío si se dedica a vivir por sí sola. La mujer tiende connaturalmente al varón y viceversa, no solo al coito y ya está, sino a compartir vida y amor y a dar un marco estable de madre y padre para los hijos. El que quiere vivir para sí mismo lo perderá todo y se irá al infierno con toda su libertad naturalmente.
Es una pena que siendo tan joven, 18 añitos, tenga un concepto tan fracasado de la vida, un pesimismo ideologizado. Si cambia ese pesimismo, y necesitará ayuda para conseguirlo, hay esperanza para usted. Sólo Dios da sentido y posibilidad para superar la depresión mortal en la que nos hunde nuestra cultura. Y busque un hombre bueno, que hay muchos, aunque no lo va a encontrar si solo ve en ellos potenciales dominadores.

Entradas populares de este blog

Iglesia constantiniana

Obispo Méndez Arceo: orígenes de la teología de la liberación

El embrión humano no pasa por una etapa de pez