La gran deconstrucción

Es evidente que se han comenzado a abrir los sellos de que habla el último libro de la Biblia, y en realidad llevan abriéndose desde hace tiempo. Esto supone el avance implacable de la satanización del poder en el mundo. ¿Cuáles son sus signos? Por usar un término que aparecía vinculado sólo a movimientos literarios y críticos, se trata del avance continuo de la deconstrucción. Sustituir la lógica divina y las constantes de buen criterio de los humanos desde el origen del mundo por una lógica invertida, donde lo bueno es lo malo, y la falsedad la verdad. Al mismo tiempo mediante condicionamiento se arrincona a los que mantienen la sensatez dentro mismo del rincón de su propio cerebro, de modo que no exterioricen, y así no frenen el avance, aislándolos ante la nueva conciencia general.
Se comenzó derribando a los reyes dentro del programa utópico, se continuó derribando a los propietarios, se lanzó a los de abajo contra los de arriba, se invirtieron todos los órdenes, el aborto y el divorcio como los avances fundamentales de la humanidad, igual que la eutanasia, el desplome del matrimonio en aras de la liberación de la mujer, igual que el desplome de la sociedad sensata del pasado, la inversión de todas las jerarquías, y colocación de los jefes revolucionarios en la cima; cohortes de nuevos revolucionarios silenciosos dominan todos los estratos de la legislación y de la aplicación del poder, primero controlaron la propaganda, la hicieron asumir por las gentes, y éstas se lanzaron a la destrucción de sus mismos entornos familiares, económicos, religiosos, y los legales según ley natural.
El proceso ha afectado a todos, igualmente a muchos eclesiásticos, entusiastas de la deconstrucción, y primeros mimados del satanismo en este orden. La deconstrucción sigue reinando en países ya veteranos de ella, no se aprecian visos de que retroceda y al contrario, países que se movían en el filo de la navaja, como algunos sudamericanos, van hundiendose en la deconstrucción a todos los niveles.
La conciencia del avance del mal traerá sin embargo la conciencia del bien, viendo el avance infernal, los humanos espantados tendrán que acudir a su Salvador, pero El se hará esperar, para purificarlos de sus desafueros, olvidos y frivolidades respecto a El. Tendrán que buscar muy mucho para encontrar fuentes de agua viva, y no llevarán esa agua las fuentes que crean tener cerca. No cualquier fe les traerá la salvación, sino la fe en Jesucristo, pero no por cualquier camino llegarán a El, siendo muchos los que dicen conducir a El y en realidad lo utilizan para atraer a la gente a sí mismos. Sólo la Madre conoce/conduce al Hijo y sólo el Hijo conoce/conduce al Padre. Si no veis espíritu mariano no vereis espíritu de misericordia, no vereis a Dios y a su Hijo, y eso por más que enarbolen el nombre o la imagen de María. No todo el que enarbola a María tiene espíritu mariano ni muchísimo menos. Espíritu mariano, espíritu de misericordia. Ya sólo el juicio repetido de menosprecio sea contra quien/es sea/n desvela la ausencia de espíritu mariano, la ausencia de su misericordia. Todo movimiento mariano está sujeto, como los demás, al intento de predominio en las posiciones de dirección humana, como le ocurrió a los marianistas. Espíritu mariano alojado siempre en lugares recónditos de la iglesia, y de las órdenes y movimientos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Iglesia constantiniana

Obispo Méndez Arceo: orígenes de la teología de la liberación

El embrión humano no pasa por una etapa de pez