El credo de la nueva teologia vasca

Tomando como punto de refrencia la última obra del teólogo vasco, ex vicario episcopal y todavía presidente del instituo de teología y pastoral de San Sebastián, Jose Antonio Pagola, en su libro Jesús aproximación histórica, (que no es un tratado sobre Jesús sino que es un manifiesto para un nuevo cristianismo), podemos exponer lo siguiente, que hasta ahora venía disperso en multitud de sermones, planes pastorales y diocesanos, escritos diversos, conferencias, etc.
- La fe tiene como base las investigaciones históricas. Solo lo que venga avalado por métodos históricos puede ser propuesto a la fe.
- Los testimonios de los primeros seguidores de Jesús, de los primeros creyentes no son válidos como fundamento de la fe, porque son declaraciones de parte y están cargados de una voluntad ilusoria.
-Ser cristiano es una contradicción, pues significa ser seguidor de Cristo, y en realidad Jesús no es Cristo, es decir, no es Dios redentor, sino un hombre profético que vino a compadecerse de los hombres, y al que se le sigue sólo inspirativa y memorialmente en grupos comunitarios.
- La praxis cristiana (por seguir usando este término ya impropio) es luchar por vencer todas las causas del sufrimiento del hombre en este mundo.
- La soteriología, es decir, cuanto tenga que ver con la salvación, con el más allá, con cuanto esté fuera de los límites de este mundo que vemos, debe ser desterrado del horizonte de preocupaciones, como alienante.
- La afirmación de formulaciónes clásicas de fe y actos de culto establecidos litúrgicamente, debe mantenerse por causas tácticas, porque ha de evitarse el enfrentamiento directo con los fieles más conscientes y con las autoridades eclesiásticas. Si exhiben desacuerdo se les propondrá enseguida una afirmación de las fórmulas ortodoxas.
-El corpus legítimo de la escritura ha de limitarse a algunos párrafos de algunos evangelios, detectados por la investigación como "mismísima palabra de Jesús".
- Los hechos milagrosos (la pesca, la transfiguración, las apariciones posresurrección) son reales solo en términos psicológicos, son "experiencias" internas, pero sin correspondencia con lo tangible.
- Ha de aborrecerse la cruz, el sufrimiento, desechar toda apología del dolor en la enseñanza.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Iglesia constantiniana

Obispo Méndez Arceo: orígenes de la teología de la liberación

El embrión humano no pasa por una etapa de pez