Martirio sacerdotal España 1936


El Siervo de Dios Saturnino Ortega Montealegre, párroco de Santa María la Mayor, la Colegial, y arcipreste de Talavera de la Reina. Su martirio se consumó hace setenta y un años, en la noche del 5 al 6 de agosto de 1936. Había sido apresado semanas antes, el 19 de julio. El 5 de agosto fue sacado de la cárcel para ser conducido a la Fundación Santander, donde se mofaron de él, haciéndolo objeto de burlas y escarnios. Le desnudaron poniéndole un cencerro y toreándole y simularon ponerle banderillas, o se las pusieron. Finalmente, en la noche del 5 al 6 de agosto, fue conducido junto a dos seglares, uno de ellos don Víctor Benito Zalduondo, al pueblo de Calera para ser fusilados. Confesó a sus amigos y les dio la absolución. Se dice que antes de morir dijo, perdonando a sus verdugos: «Os perdono por amor a Jesucristo, ¡Viva Cristo Rey!».
En la foto se ven las dos balas de arma corta utilizadas para rematarle, extraidas de los restos del sacerdote, exhumados con motivo de la próxima beatificación de los mártires españoles en Roma.
Información y foto provenientes de:

Comentarios

Entradas populares de este blog

Iglesia constantiniana

Obispo Méndez Arceo: orígenes de la teología de la liberación

El embrión humano no pasa por una etapa de pez