Consolar y Reparar

No se si se dan cuenta de la gravedad de la hora presente. Un gobierno autonomico de España, en concreto de Extremadura, ha publicado dos libros con fotos representando al Señor y a Nuestra Señora, a ángeles y a santos en imágenes pornográficas. Es el hecho más grave nunca ocurrido en la historia en materia de blasfemias sacrílegas. Desde luego Dios tiene paciencia y misericordia, pero las ofensas a Nuestra Señora, y mucho más en su pureza, Ella que es la mismísima Pureza Inmaculada, no las va a dejar sin castigo, un castigo terrible contra la tierra. Esto sí es un signo apocalíptico, y un anuncio de desgracias inconcebibles.
Qué nos queda a nosotros, a quienes nos dolemos de las ofensas al Señor y a Nuestra Señora, a más de dolernos, hay que hacer muchos actos de desagravio y de consuelo. Nuestra Señora ha callado cuando quienes pueden hablar con Ella le han preguntado cómo se sentía.
Al mismo tiempo, se anuncia un gran documental para dar credibilidad a que se ha encontrado la tumba de Jesús, es decir, que El habría seguido enterrado hasta hoy. Todo mentira, pero lo que cuenta es el ataque a la divinidad de Jesucristo, por todos los medios de los grandes cineastas, en lo que se suman a la falsa teología de la inconsciencia divina de Nuestro Señor.
Contra la pureza de la Virgen y contra la divinidad de Nuestro Dios y Señor. Es el momento de cerrar filas con Ellos, (perdonen esta manera humana de hablar), tomar conciencia de que Jesús y su Madre y nuestra tienen que ser consolados, desde nuestra medida pequeña, pero reparar todo lo que se hace contra Ellos, que conllevará la destrucción de gran parte de la humanidad, que se aminore por esa nuestra consolación que implora al mismo tiempo misericordia para los seres humanos.
Sabíamos que el apocalipsis ha comenzado, sabíamos que los tiempos tienen que llegar, la abominación inconcebible y el castigo misericordioso de Dios, antes de que los humanos se condenen en mucho mayor número. Es el momento de si no lo hacíamos o no en bastante medida, dedicarnos sistemáticamente al Consuelo y a la Reparación.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Iglesia constantiniana

Obispo Méndez Arceo: orígenes de la teología de la liberación

El embrión humano no pasa por una etapa de pez